martes, 23 de junio de 2009

1, 2, probando...

Seguro que no soy el primero que se dijo y juró en algún momento de su vida que no caería en la chorrada ésta de escribir su propio blog, y al final, mira.
¿Por qué un blog? Parece que hay millones de personas en el mundo que los escriben, ¿habrá algún estudio sociológico que aporte luz sobre esta cuestión, queridos amigos de la nave del misterio? ¿Será Berlusconi el creador de las redes sociales, tal y como afirmaron en su momento los de El Jueves, ideadas éstas para que il cavalliere (il putero deberían rebautizarlo) pudiera pillar regularmente carne fresca para sus "fiestas sexy" (Stewie style)? ¿Será más bien otro gran logro más del mundo de internet: convertir algo tan patético como escribir un diario en una actividad guay-que-te-cagas de moda? ¿Será... que los que escribimos ésto nos creemos taaan interesantes? ¿Será aburrimiento supino.....?
Quizá en el caso de un servidor responda sencillamente a una necesidad de dejar libre esta incontinencia mecanográfica que tant@s de vosotr@s habéis padecido en carne propia. Nada que ver con mi inexistente don de palabra. Cuando el inútil de mi psicólogo se digne a aportar algún progreso relevante respecto a este tema os daré cumplida cuenta y aviso. Cuando mi expresión escrita empiece a resultar menos pedante, también.
¿Aliens in Wonderland? El título es raro de bolsas escrotales, pero no es sólo para dármelas de interesante poniendo un nombre que no se entiende, tal y como se hace en cientos de películas, libros, álbumes de música, manifestaciones artísticas en general y vástagos de la realeza y la fanfarria en particular. ¿Qué te sugiere, querid@ lector(a)? Seguramente has acertado, es un sinsentido que no hay por dónde agarrar. Y seguramente por ahí andarán mis posts, como probablemente sucede con éste.
Es asimismo reflejo de mi dualidad personal. Capaz de lo mejor y de lo peor (¿acaso no es ser humano eso?). Libertad es la premisa. Libertad para soltar lo que se tercie; tanto mía como vuestra, que para eso están los comentarios, enriqueciendo (que no cociendo) la libertad de pensamiento. Libertad de circulación y de puesta en conocimiento (que lo paséis a vuestros respectiv@s amig@s, vaya). Columnas de opinión ilustradas y tiras cómicas, sobre todo, y alguna cosa adicional que se me ocurrirá más adelante. Y el sudoku de abajo a la izquierda para que nadie se aburra ¡nunca!
Lo único que tengo claro es que me pondré con esto cuando el cuerpo me lo pida, aunque trataré de mantener una regularidad semanal para no defraudar a los millones, ¿qué digo? ¡miles! de fans que a partir de ahora seguramente captaré.
Y si os portáis bien os regalaré caramelos. En serio.

2 comentarios:

guspira dijo...

i q tregui fum la neurona! xD

MacMad dijo...

espero q t refieras al sudoku, jodía! XD